La Esquina de Giselda

NOSTALGIA
Increible…
hoy como cada día
me sigues escalando por dentro
creando cosas desde el barro…
Eres la dama azul de los kilómetros
la que me muele las esquinas a martillazos
sin tanta soberbia
y entonces…
a veces visito a mis oráculos…
mis sacerdote, los padrinos, las leyendas
inventándote crucigramas
para que al final de cada día
empieces nuevamente a estrenarte en cada noche.
Tú, y lo sabes, no eres letra ni mujer,
ni viva, ni muerta
simplemente estás soportando todo el aire de las fabricas,
consolando los adioses que no te nombran,
inventando apariciones y sonrisas…
Yo veo atentamente lo que gastas,
veo cómo se rompen todos los silencios
cuando al final de la historia que nunca comienza
puedo decir tu nombre ……o gritarlo
!!!!!GISELDA……..!!!!!!

Erika Corona

Introito

Introito
¡Oh, las rojas iniciales
que ornáis las salmos triunfales
en breviarios y misales!
¡Oh, casullas que al reflejo
de los cirios, en cortejo
vais mostrando el oro viejo!
¡Oh, vitrales policromos
fileteados de plomos,
que brilláis bajo los domos!
¡Oh, custodias rutilantes,
con topacios y diamantes!
¡Oh, copones rebosantes!
¡Oh, Dies iraetenebroso!
¡Oh, Misererelloroso!
¡Oh, Te Deumglorioso!
Me perseguís cuando duermo,
me rodeáis si despierto…
Tenéis mi espíritu yermo,
muy enfermo…, muy enfermo…,
casi muerto…, casi muerto…

Amado Nervo

“Mucha tienda poca alma”

“Mucha tienda poca alma”
José Martí
 
“Odio la mascara y vicio del corredor de mi hotel”
Innecesaria espera impregnada, me complazco con tu pena,
Lo sientes en carne propia, no lo puedo negar
Por mis ojos afloran esos sentimientos vagos
Que se sienten por las letras, sentimientos maternales
De creadora y de poeta.
Por tus ojos afloran el engaño, la porfía y el desenfrenado
gusto por el dinero.
Sin alma ya de tanto consumismo barato,
Mi sentimiento apacible llega en muy mala hora.
1/7/10 May

La Esquina de Giselda

NO ME ROMPAS LOS SUSPIROS

Mira como te vuelves imberbe
dueño de la frescura y  el ánimo
justo cuando nacen las libélulas
que curan los  estrógenos enfermos de soledad.
No sé como te empeñas en provocar lo tierno
lo  nunca mortal.
Lo haces para matar el hechizo
estropear la pócima de la seducción.
Qué buscas?:  Destruir de una vez los desencuentros?
Ahora nada puede arremeter contra tanta furia
Nada puede contra el canto de los soñadores
y esta amante concertista tiene un sueño que fustiga hondo.
que no teme hartarse de  envenados suspiros.
Cómo te atreves a evitar que muera de amor?
A romper mi loco andar
el desosiego
la agonía de la plática.
Dejame vivir en el delirio y la desazón
Deja que ese ángel venga a  pintarme sus endiabladas poses.
Quiero olvidar tu hombro cotidiano
y el arte del buen vivir.
Necesito la locura!
Dejame ya!
Aunque me hunda hasta el último verso de mi existencia.
ESA MUJER NO SABE  DE  EROS
Mira esa mujer como va ricamente enyugada.
anda  como una colegiala paralela a su marido
toma su mano en arrumacos de calor
y un beso estalla y vuela tibio
entre las lloviznas de la tarde.
Mira como marcha altiva protegida por la compostura
por el tedio de las duralginas
en el marco puntual de un sexo
horneado en una fábrica
de prohibidos movimientos.
Mira como va a resolver la cotidianeidad
o el pasaje cotidiano de la vida.
Va en busca de un regio corazón y su corazonada
que la espera cada tarde para morder la monotonía.
Mientras,
yo me escurro entren las soledades hacia un cuarto de pendencieras  flores colgantes
y balcón al olvido
rabiando por una cuerda locura que gime por el amor.
en busca de nada y algo…
Mientras,
yo administro las penas y los orgasmos
sin miedos a la risa turca de un vendedor.
bifurco los gestos y me empalago de impúdica miel.
Mientras yo voy paralela al escándalo
sin miedo a ese magro perfume de vecinas tan solas como yo.
Mientras,
voy ganando voluntades
y escribo el poema obsceno
de la rara agonía de la flor.

Erika Corona

LA TARDE

LA TARDE
Camino entre todos y entre nadie
Es tan tonto mi intento de olvidarte
Si aún grito tu nombre en silencio, como un cobarde
No me queda más que acostumbrarme
A la soledad.
Miro el atardecer en mi ventana
¿Recuerdas cuando lo veíamos juntos?
Abrazados y sin temor a nada
Solo quedan recuerdos grises
Mientras observo como cae la noche estrellada.

Daniel Eduardo Sánchez Barrgan

Sordidez Humana

Sordidez Humana
 
Aquella tarde te mire a los ojos
En tu interior se denotaba
Tanta espera por la ternura
No puede ser bueno.

 

tu rostro serio todavía tiene
rasgos de hermosura,
aunque una hermosura callada
obra escapada del cuadro
de algún pintor alocado.

 

Tus deseos te llevan lejos
Aunque en tus pupilas
Sigues encadenado
A un destino poco común.
1/7/10 May

La Esquina de Giselda

QUE MAS QUE TU AMOR
Qué más que tu amor
para inventar mi universo?
Qué cosas podré hacer
lejos del  toque frugal de tus dedos
de tu comportura,  tu aliento?

 

No hay nada más nutrido y balsámico para nuestras heridas
Cómo renunciar a tanta sal
a tanto suspiro ….?
Un solo instante entre tus pálpitos
resurge en mis venas el fuego.
No hay estrellas ni luz que  iluminen mejor mi lamento.
Eres tú quien necesita mi lecho
Y yo  como simple mortal quiero apagar  tus silencios.
Cómo olvidar el reflejo del cálido mar que pauta  nuestro concierto?
Un verso, una ola, una queja, un beso
Por qué  la pregunta, el miedo?
Si dentro de ti eres mi reina
que rompe  la balanza  de los años que sé,  no se están quietos
y echa abajo convencionalismos
y todos los malos recuerdos.

 

No puedes dejar que parta la locura.
La misma que nos sirvió de alimento
a nuestros mejores sueños que hoy pueden quedarse huérfanos
Creeme
No te puedo dejar escapar
Aunque se imponga
el ojo critico de la  sociedad,
su ridículo patrón…
el tiempo.

 

Nada es igual sin tus ratos
sin esta lluvia salada y azul
que es la misma tuya
aunque digas: ya no más, lo siento.
Creeme
nos comerá esa muda soledad
que llega arrasando en medio de una jungla de cristal.
Tus manos son dos palomas tibias sobre mi invierno
Mis labios viajan hacia tus párpados cuajados de dudas y  requiebros.
Entonces…
Cómo inventarme una historia lejos de tu ornamento!
Qué hago con estos versos?
(Los mismos que un día encontré en un lupanar de  olvidos)
cuando al final acepte tu rumbo
y yo deba seguir mi camino.
Erika Corona

José Ángel Buesa

 

Arte poética

 

Ama tu verso, y ama sabiamente tu vida,
la estrofa que más vive, siempre es la más vivida.
Un mal verso supera la más perfecta prosa,
aunque en prosa y en verso digas la misma cosa.
Así como el exceso de virtud hace el vicio,
el exceso de arte llega a ser artificio.
Escribe de tal modo que te entienda la gente,
igual si es ignorante que si es indiferente.
Cumple la ley suprema de desdeñarlas todas,
sobre el cuerpo desnudo no envejecen las modas.
Y sobre todo, en arte y vida, se diverso,
pues solo así tu mente revivirá en tu verso.

Absurdo

Absurdo
Te retuerces en tu retorica absurda mientras canto del delirio pasajero, el otoño envuelve mi tristeza y la hace mas divertida para los razonamientos estéticos; el merito es otro, pero se acompaña del sentir virtual de las pasiones ajenas, que pasan por derredor y contagian; los devaneos de los extraños repican en mi mente como latidos distinguibles, que no merecen la compasión sentida.
MaY 2010

La Esquina de Giselda

El amor no está en el otro, está dentro de nosotros mísmos; nosotros lo despertamos. Pero para que despierte necesitamos del otro.”
Paulo Coelho
Para Antonio L Pons León
Por la golparada de aire fresco y otras maravilllas…
TAMBIEN INEXPLICABLEMENTE
Me faltaba hablar con tu voz  y pensar con  tu cerebro
(tan florecido de angustias y retoñadas glorias.)
Ya era hora de construir el poema del deseo
y latir en tú corazón como un giro lunático de  las mareas.
Quiero arrancarme los labios y entregarlos a tu boca
para que  sueñen  las analogías
con este trastocado mundo interior.
Sólo busco el latido catártico que provoque el acierto.
Saberte más  que el dulce canturreo
erótico de un fauno.
También, inexplicablemente,
necesitaba esta fuerza
el  añorado desorden pasional.
Su concesión desde un inicio hubiera sido un hartazgo.
No es un cambio de rumbos;
sólo eras tú, que me faltabas
y has venido ha desestabilizar las piezas de la mediocridad
a imponer algo inconjurado como el verdadero amor.
Tal vez seas el accésit a la vedada locura.
Este será el preciso momento de la desambiguación?
Alguien dice que es la macabra respuesta
al grito de dos corazones atormentados.
Creo que puede ser mucho más que una resurrección poética.
Erika Corona