La Esquina de Giselda

Poemas de la Pluma de una amiga muy querida:

 

Como una casa que existe     despierto entre misceláneas    6am…

Leandro Baez

 

LA MISMA CASA
Esa casa tuya es la mía
es la de todos
la de un siglo atrás
la de siempre.
Tiene unas canas legendarias que no hacen más que tachar  un número
en el calendario de la muerte
Esa casa es la mía?  Ya ni sé
o lo sé con tanta seguridad que no  quisiera saberlo.
6.am Parese reírse esta combinación estrambótica
Alguien pregunta si llegó el tiempo de morir.
Cuando llegará?
Un poeta aseguró que todo es tiempo de amar.
Alguien quiere desayunar?
Dejalo para cuando nazcan las margaritas
La hora es una constante en la memoria.
Abuela, tiene miedo del reloj?
El tiempo de la muerte no me aterra,
viene fragante en fino papel.
Los kilómetros se esparsen dentro de esta casa.
Ya visitaste Colombia, Perú?
La abuela anda bajo la lluvia tierna de París.
Fue y volvió entre los paseos de la sala al comedor
Mejor dicho, de la cocina a la cocina. Buenos días, buenas tardes
buenos amor
buen infierno tenga señor.
Hay algún mensaje de otro ser
patológicamente solo?
Otro solitario más que amenaza con partir el mundo?
Solo poemas inconclusos de hechizados por la soledad  como ilusas pitonisas
y de esa indescifrable mujer
tonta como gaviota sin mar,
sin remos, ni cruz.
perdida entre versos sinuosos.
Murió un hombre? Murió.
Nació muerto con la plomada del egoísmo en el esternón.
A diario llevo un hombre muerto en mis ovarios.
Lo cargo sin cruz y con las aspirinas del olvido.
Dónde está tu hombre muerto, tu mujer, tu vieja, tu gey?
Tu perro, tu niño?
Todos tienen la misma máscara de un color igualitario.
Buenos días, buenas tardes
Las vecinas se empeñan en saludar la hipocresía.
Goog night buen infierno!
Morning buen amor!
Cuándo nos regalaras una lluvia de margaritas?
La adorada llovizna de Jamis?
Las casas de las vecinas buscan un organo vital latente
una oscura o blanca deidad.
Todas tienen su gusano en el arroz
y un ratón el la cocina.
El medio día hinca con su corazón al rojo vivo.
Nació otra estrella. Nació?
Cobrando la prensa! Noooo!
Esta hora es para cobrar imágenes diáfanas
melodías poéticas…
6pm: Lezama dónde éstas? Quiero tu silencio crepuscular.
Cayó otra estrella.
Las estrellas y sus inventos
ni se imaginan el mugre, la muchedumbre, el olor del pan…
 Lo van a dar doble. Será?
Abuela no escupas el suelo
Tu reloj no sabe de las neumonías
!Abrid la ventana; brindemos por la neumonía!
Hace falta que llueva un siglo
La lluvia alimenta el corazón de un poeta.
Frai Betto analizó las estrellas y me inspiró
Aquella hace 100 mil años murió;
su  luz todavía nos ciega
y aún  rezamos y pedimos perdón.
Noche, dónde están tus muertos?
Se arrastran entre los muros de la incomunicación
entre la impotencia y las vaginas epilépticas.
Noche, vives de la esperanza del  nuevo día
Este también puede traer la muerte.
Abuela, no temas,  aún te falta mucho por toser.
El día de mañana trae la vida
o la muerte…
Y yo tengo los brazos abiertos
aquí en nuestra casa.

13 Replies to “La Esquina de Giselda”

  1. Quisiera sentirte mía,
    Cuando al atardecer
    Las hojas de los árboles
    Caigan a mis pies
    Con el frescor del otoño
    O cuando una sonrisa tuya,
    Haga saltar mi corazón dentro del pecho

    Quisiera sentirte mía
    Cuando en la noche
    Acuden a mí, tan lindos sueños
    En vacaciones, en la playa
    Tu cuerpo desnudo en la cascada
    Y aquel raro perfume
    Que brotaba de tu piel cuando me amabas
    Del que no podía despojarme
    Y como droga afrodisíaca
    Me ataba aún más a tu cuerpo
    Colmándome del néctar sublime
    Del amor y el placer.

    Quisiera sentirte mía
    Y aunque no estés presente
    Sentirme preso de ese aroma
    Y sentirme galán de nuestra noche
    Donde el idilio del amor
    Gobierne nuestras almas
    Y que nostálgicas de un beso
    Floten suspendidas en el aire.

    Quisiera sentirte mía
    Llagar al amanecer contigo
    Saciado de tu amor
    Con las primeras gotas del rocío
    Hacer realidad los sueños
    Y tal vez, sentir del otoño, el frío
    Que me recuerde cada atardecer,
    Tus besos
    Y el amor que he llegado sentir

  2. A mi amiga Giselda en hora buena su publicación digital de este su primer poema: La Misma Casa; interesante recreación de las cotideaneidades de nuestros entornos y con mágica imaginación…
    Que la locura de remate nos ahogue en un mar de basta producción…para el buen sentido de la vida.
    Mis felicitaciones mi amiga.
    Reiterando mi afecto.

  3. Me agrada mucho el poema que publicaste, con sus despuntes de ironía dedicados a esos filos de riqueza que abundan en la pobreza humana, felicitaciones a su autor y a tí gracias otra vez por publicarlo.

  4. Alguien sabrá cuánto guarda de lindo e interesante el corazón de la persona que ha escrito este poema, quizás algunas personas lo imaginan, pero es difícil que lo sepan, quizás nadie lo sepa, porque su corazón guarda tanto amor que quizás ni ella misma lo sabe… YLX

  5. Muy lindo tu amiga Gise. Es simpleemente sencillo. Preciosas imagenes visitaton mi mente al.leerlo. gracias por permitir quw disfrtemos de tu creacio.
    Se feliz amiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*